UNA GRAN EXPERIENCIA QUE ME LLENA DE GRATITUD

Son nueve los años que tuve la dicha de compartir con ustedes; fueron momento muy gratos, de alegría, de penas y de amistad; gran parte de estos recuerdos los viví en la casa de Acogida “Laura Vicuña y Miguel Magone” de Quebrada Honda.

Culminé la primaria a los 11 años en un pueblito llamado Illapani que está a cuatro horas de viaje de Quebrada.  Para entonces, yo no tenía ni idea de la existencia de los salesianos de Quebrada.  Mi mamá siempre estaba preocupada en lo que iba a hacer de mí cuando terminara la primaria porque en el pueblo donde yo vivía no había un colegio donde seguir mis estudios secundarios.  Solo había uno que quedaba a una hora de caminata.  Mi mamá no quería que pase todas las cosas que las demás adolescentes de mi pueblo sufrían: embarazos prematuros, sufrir abuso o acoso sexual, situaciones muy comunes en nuestro valle, pues nadie respeta a los niños o adolescentes.  Mucho menos quería que fuera testigo de los momentos difíciles que se pasaba en la casa por la incomprensión y violencia que existía entre mis padres.  Constantemente, terminaban peleando y el ambiente del hogar no era nada agradable.  Había días en que prefería cerrar los ojos y no despertar nunca más.  Otro factor era el económico, el trabajo de la chacra es muy difícil y mal pagado.  Por todas esas razones, mi mamá preguntó a una de sus vecinas dónde podía recibir una buena educación, ella le respondió que en la Casa “Laura Vicuña y Miguel Magone” de Quebrada – Honda.

Los cinco años de educación secundaria para mi han sido los mejores de mi vida y lo seguirán siendo.  El 2005 fue mi último año en la casa porque en esa fecha terminé mis estudios secundarios y después tuve que viajar a la ciudad del Cusco, para poder continuar mis estudios superiores.  Lo más maravilloso fue que cuando creía encontrarme sola y abandonada en la ciudad, el P. Martín (Director de la casa) y los educadores no me dejaron ahí, si no que gracias a la Congregación también recibí apoyo en mis estudios superiores.

Les cuento que este 9 de agosto me gradué de “Profesional Técnico en Administración de servicios de hostelería”.  La visión que tengo para mi futuro es tener mi propia empresa y dedicarme a la administración de ésta, pues tengo en mente realizar un proyecto sobre un restaurante turístico y ponerlo a funcionar dentro de dos o tres años.  También he decidido postular a la policía, pues aún tengo 20 años y creo que puedo hacer muchas cosas más.  También estoy decidida a servir y ayudar a las personas que necesiten mi apoyo siendo una buena ciudadana digna de respeto y una autoridad ejemplar de la justicia.

Gracias por haberme ayudado a ser una persona con valores, con ganas de querer servir a los demás de manera permanente e incondicional, incluso dando mi vida por ellos y por la verdad.

Flor de Maria Quispe

Testimonios de nuestros jóvenes

UNA GRAN EXPERIENCIA QUE ME LLENA DE GRATITUD

Publicado: Viernes 21 de Marzo del 2014 -

Esfuerzo y perseverancia son las claves del éxito

Publicado: Viernes 21 de Marzo del 2014 -

Siempre con Esfuerzo

Publicado: Viernes 28 de Marzo del 2014 -

Experiencias de voluntariados

Donde la riqueza es alegría

Publicado: Viernes 21 de Marzo del 2014 -

Mi llamado Misionero

Publicado: Viernes 21 de Marzo del 2014 -

Tú también eres misionero

Publicado: Viernes 21 de Marzo del 2014 -